Hábitos saludables en los eSports

Carlos Gutiérrez Sánchez

Los clubes y asociaciones de esports en la actualidad se centran en conseguir el éxito en sus diversas categorías en un tiempo récord. Es el mundo en el que vivimos, da igual la solidez del proyecto a medio o largo plazo, lo que se busca son resultados de forma inmediata. Para ello, a menudo los jugadores deben entrenar bastantes horas al día en entrenamientos específicamente del esport que practiquen. Esto influye en su rendimiento a corto plazo, pero en muchos casos, su rendimiento a largo plazo y su salud se ven mermados. Clubes profesionales llevan ya tiempo tratando de evitar estas situaciones, ya que disponen de dinero y medios para hacerlo; pero en los clubes más modestos tampoco podemos descuidar este tipo de facetas. He elaborado una encuesta para intentar averiguar que tipo de hábitos podemos encontrar en los jugadores teniendo en cuenta factores como el juego que practican, su nivel, si forman o no parte de un club, etc.

1 Horario y calidad de sueño.

El horario de sueño es, sin duda, una de las asignaturas pendientes del mundo de los deportes electrónicos. Cuando dormimos, y especialmente cuando lo hacemos en los horarios adecuados, nuestro cerebro renueva nuestra red neuronal. Si dejamos de dormir, o le dedicamos menos horas, esa red neuronal se debilita. Esto afecta a multitud de procesos cognitivos e incluso enfermedades degenerativas, según afirman investigadores de la Universidad Politécnica Marche de Italia.

También influye el momento en el que dormimos. Lo ideal siempre es dormir aproximadamente 8 horas, y a ser posible de noche. Dormir de día produce indudablemente una peor calidad de sueño, pero es que además; se ha demostrado que tiene relación con el riesgo de mortalidad prematura.

Por último, cambiar de hábitos a la hora de dormir perjudica gravemente a nuestra salud, por lo que debemos establecer un horario de sueño y ceñirnos a él.

Como planteábamos al principio del artículo, existen un número importante de jugadores habituales de las horas nocturnas. El 25% de los jugadores practica la mayor parte de horas jugadas al día entre las 21 y las 0 horas, y otro 25% lo hace de madrugada. Esto conlleva que duermen más tarde, y, en consecuencia duermen menos. Esto lo vemos reflejado en el gráfico de horas, la mayoría de jugadores, independientemente de juego o elo, duermen menos de 8 horas, lo cual implica cansancio acumulado además de todo lo mencionado anteriormente. Los problemas de sueño conllevan a la larga bajadas de rendimiento, cosa crucial en el desarrollo de un equipo.

Proporcionemos a nuestros jugadores un cuadro de horas de sueño, y no les obliguemos a entrenar a horas que puedan afectar a la calidad del mismo. No podemos hacer mucho más por ellos, deben ser ellos mismos los que deciden a qué hora duermen, pero si podemos instarles a dormir un cierto número de horas, o idear una rutina que les oriente a ello.

2 Dieta y ejercicio.

Alimentación y ejercicio son los pilares básicos de la salud física, junto con el sueño. En el caso de los esports, es más difícil llevar un estilo de vida fitness, debido al número de horas que debemos dedicar al entrenamiento. También debemos tener cuidado con la alimentación, ya que el aparente sedentarismo al que están sujetos los jugadores implica que deben adaptar su dieta a ello.

Una mención aparte merece la cafeína en este aspecto, que es uno de los compañeros más habituales en los jugadores, tanto aficionados, como amateur, como profesionales. Existe la creencia de que la cafeína ofrece mayores capacidades de concentración; y, aunque es así en cierta medida, debemos tener cuidado con los momentos adecuados para su consumo. La cafeína afecta a los niveles de tensión y de estrés, por lo que es cierto que en una medida razonable, y en los tiempos adecuados, nos da una inyección extra. Pero también es cierto que estamos sufriendo sus efectos 5 horas, de las cuáles sólo una la aprovechamos. La cafeína debemos reservarla para momentos puntuales, y aún así no abusar de su uso.

La mayoría de jugadores se caracteriza por comer dos o tres veces, cuando lo ideal serían cinco comidas. Aunque esto no es excesivamente preocupante ya que son las comidas habituales (desayuno, comida y cena), lo es un poco más el consumo de los alimentos más habituales. La carne roja aporta mucha grasa además de proteínas, y ello unido al consumo de hidratos de carbono (pan, pasta, arroz y cereales) implica muchas calorías que deben quemarse. Esto en principio no es un problema, pero como veremos posteriormente, existe un sedentarismo bastante extendido entre los jugadores, por lo que ese tipo de nutrientes no se consumen, y crean problemas de sobrepeso.

Jugadores tan icónicos como Yellowstar han padecido este tipo de problemas, y es responsabilidad del equipo educar al jugador en las buenas prácticas alimenticias y de ejercicio. Además el cambio de forma física no influye de forma negativa en el rendimiento, sino todo lo contrario, pues se crea un estado de bienestar y el jugador puede encontrarse más a gusto y relajado.

El ejercicio físico, como ya hemos comentado en el caso de Yellowstar, juega un papel esencial en el desarrollo del jugador. Si queremos que nuestro jugador compita a gusto, no tenga problemas, mejore su rendimiento e incluso esté feliz, debemos ayudarle a programar una rutina de ejercicios diarios. Nos centraremos especialmente en pequeños ejercicios que abarquen todo el cuerpo, ya sean ejercicios de cardio (correr, bici, natación); que le aportarán un estado de bienestar general y le ayudarán a liberar estrés, además de mejorar su capacidad de concentración; como ejercicios de pequeños grupos musculares, especialmente espalda, brazos y cuello; lo cual le ayudará a prevenir lesiones y mejorar su postura.

Entre nuestros encuestados encontramos una representación bastante fiel del conjunto de jugadores. La mayoría no dedican ni una hora a la realización de ejercicio físico, lo cual no es nada beneficioso (probablemente no dediquen ni un minuto, una hora suele ser un buen mínimo). Este tipo de jugadores no libera estrés, lo cual puede aumentar su frustración y fomentar el temido tilt. Debemos tener siempre en cuenta el tema extradeportivo que rodea a nuestros jugadores, si realmente queremos crear un proyecto sólido que funcione.

3 La vista. Otras posibles lesiones.

Relacionado con el tema del ejercicio físico nos encontramos con la higiene postural, el gran desconocido. Una buena postura previene tantas lesiones como el ejercicio físico, y, teniendo en cuenta el número de horas que nuestros jugadores pasarán sentados, debemos cuidar sus espaldas, cuellos y demás.

Las vértebras reciben mucha presión en el momento en el que cogemos una mala postura. Aunque parezca mentira, las peores posturas pueden ser las más cómodas: cruzar las piernas, deslizarse hacia abajo y levantar las piernas crean una postura dañina; que, de prolongarse su uso en el tiempo, puede llegar a ocasionar graves lesiones de espalda.

Un jugador ejemplo del tema del que estamos hablando es Pawn. Pawn es un jugador conocido por su gran actuación en la temporada 5, al mando de Samsung White, temporada en la que incluso consiguió el mundial de League of Legends. Posteriormente fue traspasado al equipo chino EDG; y durante todo ese tiempo, acusó ciertos dolores puntuales de espalda, que le llevaron a tener que descansar. La lesión se agravó, y el brillante midlaner coreano ha acabado pagando el no haber puesto los medios adecuados a tiempo, pues ahora ha sido relegado a la suplencia en su actual equipo, KT Rolster, precisamente por no poder mantener un nivel adecuado debido a estos dolores. Aquí dejo un artículo de The Score Esports sobre la lesión de Pawn estando en EDG: https://www.thescoreesports.com/lol/news/1216-doctors-estimate-two-months-recovery-time-for- paw-ns-injury

Otra parte especialmente acusada por las lesiones en los deportes electrónicos es la muñeca. Habitualmente algunos jugadores sufren tendinitis en la muñeca, y algunos en el codo. Pero existen otro tipo de lesiones todavía más graves, como el síndrome de túnel carpiano. Es algo a cuidar, ya que requiere de un tratamiento muy serio, y prevenirla es tan fácil como realizar calentamientos y estiramientos antes y después del ejercicio; además de utilizar sillas con reposabrazos a una altura adecuada.

Por último, nos centraremos en la vista. Es lo más valioso que tenemos en este aspecto, y no debemos descuidar su tratamiento ni la prevención de posibles lesiones que tengan que ver con la misma. Para empezar, debemos situarnos a una distancia adecuada del monitor, entre 45 y 70 centímetros aproximadamente. Además, debemos hacer ejercicios de parpadeo entre partida y partida, ya que la luz azul que proyectan los monitores fatiga la vista y reseca los ojos. Por último, no olvidemos que el descanso influye en la vista y viceversa, así que debemos fomentar el descanso de dispositivos como el móvil o la tablet justo antes de dormir.

4 Conclusión.

Nuestros jugadores son ante todo personas. Debemos tratar de proporcionarles las herramientas para que tengan un estilo de vida saludable, y que se encuentren bien, pues todos los detalles cuentan cuando se trata de mejorar el rendimiento compitiendo en un mundo tan exigente como el de los esports.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

¡Compártelo!

Comparte esta página con tus amigos.